The unborn

Capítulo 1

¿Ustedes no llegan a sentir un odio desgarrador? Un odio que se combina con el deseo de sentir el dolor ajeno, de ver la sangre de aquel que le deseas lo peor. Pues yo ya lo he sentido y vivido a cada segundo de mi existencia.

Mucho se dice que los vampiros no podemos tener hijos, al menos no biológicamente. Muchos creen estas historias pero… ¿nunca se han preguntado de dónde vienen?

Supongo que no, pues a los humanos les gusta vivir en la ignorancia, creyendo poseer la mayor sabiduría del mundo.

Todos los vampiros podemos tener hijos pero el problema es que nuestros hijos nacen muertos, ya que nosotros no estamos precisamente vivos. Para que cobren vida se necesitan 3 tipos de sangre, incluyendo la nuestra porque… ¿sabían que también tenemos sangre, verdad? La única diferencia es que es más oscura y líquida como si de agua se tratara.

Con esos 3 tipos de sangre se cubre al bebé de pies a cabeza. Primero se vierte la sangre de aquella que carga al bebé durante la gestación (madre), en la cual se le proporciona a la criatura seguridad, cariño y bondad o crueldad. Después, sigue la sangre de aquel que congenió con la madre (padre), él proporciona fortaleza, inteligencia y sentido del bien o mal. Por último, la sangre del humano que sólo sirve para dar vida.

En cuanto el bebé está cubierto por completo con estos 3 tipos de líquido, su piel los absorbe a través de los poros. Aunque la piel siga siendo pálida, deja de ser morada y es en ese instante que la criatura vive con su primer llanto.

El tiempo de gestación en los vampiros es de 3 meses y cuando el bebé nace, es necesario hacer el proceso antes de 1 hora. Si por alguna razón hay un retraso en el tiempo o hace falta cualquiera de las 3 sangres, el pequeño individuo jamás podrá abrir los ojos.

¿Qué tiene que ver todo esto con lo que les dije al principio? Mucho, en realidad todo.

Nosotros nacemos con un don especial, cada uno diferente al otro, ya que no pueden repetirse. Hay dones de diferente naturaleza como en los ojos, oídos, boca, mente, físico, etc. En mi caso es en el vientre, aunque… yo no lo llamaría don.

Puedo tener hijos pero no como un hombre, sino como una mujer.

Este don es una bendición para unos y una maldición para otros. Que un hombre se embarace es el milagro y el apocalipsis para nosotros, pues el bebé que nace que nace de un varón no es igual al que nace de una mujer.

“Aquel o aquella nacido de un vientre vampiro masculino será el o la que dé el poder a una sola especie para gobernar nuestro mundo”. Esa es la leyenda, la predicción para blancos, negros y traidores.

Ya se imaginarán como ha sido mi existencia desde el momento en que nací. Todos lo saben, por eso quieren aprovecharse de mí.

Afortunadamente estoy diseñado para odiar, satisfacerme con el sufrimiento ajeno, ser capaz de matar con facilidad.

Ustedes dirán que soy malo pero no, solo me defiendo.

Soy un vampiro, soy un hombre y mi nombre es Bill Kaulitz.

&

Los humanos siempre dicen que desean la libertad, sentirse encerrados y sofocados. Yo no puedo decir eso porque no conozco la libertad.

Toda mi existencia fui educado y amaestrado para seguir las órdenes de mis padres, de hecho ese es mi don.

Nosotros somos agraciados con dones y estamos diseñados para algo en específico. En mi caso, mi don es seguir las órdenes de mis padres, sean cuales sean y estoy diseñado para defender lo que amo y lo que es justo.

El diseño contradice por completo mi don, si mis padres me ordenan algo y yo creo que dicha orden es injusta o tengo cariño por el afectado, soy capaz de desobedecer lo que me piden y hacer lo que quiero.

Mis padres no son blancos ni negros, son traidores. Nuestra raza le promete lealtad a ambas especies y al final terminan traicionándolos por el lado contrario o por el bien propio. De ahí se deriva el nombre. Es por eso que desde que nací he hecho de todo por todos.

Yo no soy un traidor, al menos no por voluntad propia. Soy blanco, si no lo fuera mi diseño no sería el que es, pero no puedo contra mis padres, no siempre.

Cada vez hay menos traidores, con el tiempo muchos han muerto a manos de nuestros adversarios y los que nacen de ellos, los abandonan para unirse por completo a otra especia. Lo que yo hubiera hecho si no fuera por mi don. Nuestra especia está en peligro de extinción.

Me imagino que ya sabrán sobre lo que el bebé que nace del vientre de un hombre vampiro puede hacer. Se supone que ese pequeño dará el poder total a una especie si es que los padres corresponden a la misma. Sin embargo, si uno de los padres lo quiere para el lado contrario, la criatura reparte su poder para ambos, causando una guerra interminable.

Mis padres están desesperados por la escasez de traidores y quieren al bebé para su supervivencia, es por eso que me han ordenado ser yo quien deba procrearlo pero no sé cómo hacerlo y tampoco quiero, no sé si podré con ello.

Soy un vampiro, soy un esclavo y mi nombre es Tom Trumper.

Continuará… 

¡Hola a todos! Puede que el tema de los vampiros ya esté un poco pasado de moda pero es un fic viejito que nunca se terminó de publicar, así que aquí lo tienen.

No duden en dejar un comentario para saber si les gusta!

Escritora del Fandom

2 Comments

  1. A mi me encantan los vampiros y nunca me canso de ellos.
    Puede que el tema sea antiguo, pero la forma de narrar la historia es lo que vale.
    Así que aquí empieza mi lectura.

  2. A bordo 💓

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.